3 de diciembre de 2011

Trip, el gusano viajero

Creo que en mi vida los seres mágicos, luminosos, extraños, a veces reales y otras no tanto, han jugado un papel importante. Desde los amigos, parientes, alguno que otro vecino, los cantantes en la radio, los escritores, los personajes de la televisión, más de una mascota y algún protagonista de cuentos me han inspirado y modelado.

La igualdad y el bien común han sido valores que desde pequeño aprendí, y que procuro poner en práctica a cada instante en mi vida. Fueron esos valores los que descubrí una tarde de febrero de 1997 gracias a Carlitos, mi primo, quien me hizo escuchar un cuento cantado y contado por un compositor uruguayo de canciones católicas.

Por un pequeño bosque caminaba un gusano que luego de un largo camino decide descansar y sin quererlo se queda dormido. Al despertar un grupo de gusanos distintos a él lo observan y le preguntan acerca de su imagen, de dónde viene y lo increpan con preguntas y acusaciones sin haberlo conocido. Él intenta responderles mas no lo escuchan, no lo dejan. Luego el tiempo y un hecho concreto operan un cambio en la actitud de todos al descubrir que las diferencias que le señalaron antes fueron fundamentales para alcanzar un objetivo común.

Hechos como estos son vividos a diario por muchos de nosotros por ser extranjeros, practicar una religión diferente, pertenecer a una etnia local e incluso por poseer una discapacidad. Sin embargo, como lo demuestra esta historia, las diferencias más que separarnos nos unen cuando somos capaces de comprenderlas y aceptarlas, pues se convierten en un complemento de todos y para todos.

Imagino que Luis Alfredo, el autor de esta historia, quiso reflejar estas ideas a través de un cuento impersonal que termina por convertirse en un estandarte de la reivindicación de la igualdad de quienes somos vistos como diferentes.

Luis Alfredo Díaz Britos nació en Uruguay en 1952. Tenía 15 años cuando grabó su primer disco titulado: Jericó, en 1967, y dos años más tarde se mudó a Europa, viviendo en Finlandia, Inglaterra y España, país donde reside actualmente.

Gracias a su ánimo infatigable, Luis Alfredo a grabado discos en Uruguay, Finlandia, Inglaterra, España, México, Costa Rica, Italia y República Dominicana, superando ya los cuarenta álbumes, llenos de canciones que nos llevan a la reflexión, al amor a Dios y a los seres humanos.

Carátula de Igualis y diferentes (1995)
En 1995 grabó el disco: Iguales y Diferentes, producción en la que se encuentra incluida la canción: El gusano viajero, que hoy dejo para que la conozcan y disfruten, además de servir muy bien de marco para éste día, conmemorándose hoy el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, instituido así por las Naciones Unidas.

Espero que el viaje de mi amigo Trip les dé motivos, como a mí, para respetar las diferencias que nos unen y nos hacen iguales.



4 comentarios:

  1. lo maravilloso de la vida tal vez consista en darnos cuenta que si en algo somos iguales es en que todos somos distintos. Afortunadamente en nuestras vidas hay mas de un viajero que nos muestra lo interesante y lo grandioso que significa el ser únicos e irrepetibles

    ResponderEliminar
  2. con este tema simplemente doy gracias a aquellos que en su vida irradian luz y en su viaje nos acompañan como guías, como un regalo queDios nos da.

    ResponderEliminar
  3. con nuestra actitud, con nuestra conducta ante la vida y ante cualquier ser humano, día a día sería interesante, sería genial para nuestro mundo rendir tributo a la diferencia

    ResponderEliminar
  4. En la vida nos encontramos con muchos como Trip, nos cuentan acerca de lo suyo, de lo diferente, de similar, de lo humano que todos llevamos dentro. Gracias por los comentarios, y espero que sigan siendo de tu gusto las próximas entradas, en las que ya estoy trabajando, saludos anónimo(s).

    ResponderEliminar